Tel: (0223) 475-7473

Alberti 4152 (7600) Mar del Plata

CONSEJOS UTILES

ALERGIA, ¿Qué es realmente y que la genera?

La Asociación Americana de Alergia, Asma en Inmunología (AAAAI) sostiene que las personas con alergias lo son de nacimiento, igual que unas personas tiene el pelo castaño o los ojos azules. La alergia es una hipersensibilidad a una particular sustancia que, si se inhala, ingiere o se toca produce unos síntomas característicos.

La sustancia a la que se es alérgico se denomina “alérgeno” y los síntomas provocados son definidos como “reacciones alérgicas”, tales como estornudos, sibilancias, tos y otros síntomas en las personas que tienen alergias.

Los alérgenos más comunes son los siguientes: polen, animales domésticos, medicamentos, alimentos, picaduras de insectos, hongos y ácaros de polvo.

¿Cómo se puede controlar las alergias?

Para controlar las alergias son necesarias tres cosas:

  1. Saber a qué se es alérgico. Un alergólogo puede      ayudarle a determinarlo.
  2. Tomar la medicación, si la necesita.
  3. Limitar la cantidad de alérgenos que le rodean. Acciones muy sencillas, como limpiar el polvo, aspirar y limpiar la cocina, le ayudará a librarse de los alérgenos.

¿Por dónde empezar a limpiar?

Es conveniente empezar por los dormitorios. En ellos es donde usted y sus hijos pasan la mayor parte del tiempo. A continuación prosiga por la cocina. Luego pase a la sala de estar y otras partes donde pase mucho tiempo.

Alergia a los ácaros del polvo

La expresión común de “alergia al polvo” es propiamente traducida como “alergia a los ácaros del polvo”. Los ácaros son unos diminutos arácnidos que viven en casi todas las casas. Son tan pequeños que no puede verse a simple vista. Los ácaros son los responsables de un gran número de alergias respiratorias.

Los ácaros prefieren los ambientes cálidos y húmedos y se nutren de fragmentos biológicos como por ejemplo las descamaciones microscópicas de nuestra piel. Los ácaros viven y se proliferan en abundancia (y su difusión va en aumento) en nuestras casas, y muy particularmente dentro de cojines y colchones.

Pasamos cerca de un tercio de nuestra vida en la cama, y ello significa que un tercio de nuestra vida está en estrecho contacto con los ácaros. Los ácaros no viven en bajas temperaturas ni por encima de los 1.500 metros, por lo que las vacaciones en alta montaña son muy aconsejables para estos alérgicos.

Si usted decoró sus ambientes, fundamentalmente los dormitorios,  con moquetas, cortinas, alfombrillas, tapicerías de tela, objetos decorativos en la pared, tapetes, cuadros y libros, recuerde que la limpieza y aspirado regular de los mismos hace más difícil la proliferación de los ácaros mejorando sustancialmente su calidad de vida y la de los suyos.